Ginkgo biloba, el fósil viviente

Publicado por: Arturo Valenzuela En: Sub Category 2 En: jueves, septiembre 13, 2018 Comentario: 0 Golpear: 392

Ginkgo biloba, gingko o árbol de los cuarenta escudos es un árbol único en el mundo, sin parientes vivos. Está muchas veces clasificado en su propia división, Ginkgophya, siendo el único miembro de la clase Ginkgopsia, orden Ginkgoales, familia Ginkgoaceae, género Ginkgo. La especie Ginkgo biloba constituye uno de los mejores ejemplos de fósil viviente conocidos.

El nombre original de este árbol en chino es "albaricoque plateado". En algunas partes de China se conoce actualmente con el nombre de 白果 (bái guǒ), que significa "fruta blanca".

Árbol caducifolio de porte mediano, con copa estrecha, algo piramidal y formada por uno o varios troncos. Sus ramas, generalmente rectas y empinadas, son gruesas y rígidas ya en los ejemplares jóvenes, aunque la ramificación en éstos suele ser laxa, e incluso pobre. La corteza es de color pardo grisácea o pardo oscura, con surcos y hendiduras muy marcadas.

Las hojas, de color verde claro son planas y en forma de abanico las nacidas en los brotes largos suelen presentar muescas o lóbulos.

     

Los sexos están separados, presentando los ejemplares masculinos inflorescencias amarillas agrupadas en amentos cilíndricos, muy numerosos y que nacen en los brotes cortos. En los femeninos, las flores se encuentran en grupos de 2 o 3, produciendo una semilla blanda de color marrón amarillento y textura carnosa que suele confundirse con una drupa, tornándose al madurar verde grisáceas; la cual es comestible. Al abrirlas despiden un olor rancio ya que contienen ácido butírico.

     

Es una especie muy longeva; se han localizado algunos ejemplares con más de 2500 años. Se necesita que tenga un ambiente húmedo para poder crecer.

El ginkgo moderno es un fósil vivo, con fósiles claramente emparentados a él que datan del Pérmico, hace 270 millones de años. Se extendieron y diversificaron por toda Laurasia durante el Jurásico medio y el Cretáceo para comenzar a escasear a partir de entonces. Hacia el Paleoceno, el Ginkgo adiantoides era la única especie que quedaba y, al final del Pleistoceno, los fósiles de ginkgo desaparecieron de todos los registros a excepción de una pequeña zona de la China central donde ha sobrevivido la especie moderna.

Originario de China. Puede llegar a vivir un milenio. Se ha usado con fines ornamentales desde hace miles de años. Puede florecer en diferentes climas del mundo; sin embargo, crece principalmente en China y Corea, en el sur y el este de Estados Unidos, el sur de Francia (y en París también), en algunas ciudades de España como Barcelona y​ la Coruña y en ciudades de Uruguay, Argentina y Chile.

Desde hace siglos, se ha utilizado por sus acciones terapéuticas, especialmente por la medicina tradicional china, y las hojas del árbol se usan en la herbolaria moderna.

De las hojas del ginkgo se obtiene un extracto que posee flavonoides (ginkgoloides y heterósidos) que al ingerirse aumentan la circulación sanguínea central y periférica, y como consecuencia se hace más eficiente la irrigación de los tejidos orgánicos.

Esto beneficia a las personas en edad madura y senil, ya que sus organismos pierden capacidad para irrigar adecuadamente los tejidos especialmente del cerebro, esto provoca la pérdida de memoria, cansancio, confusión, depresión y ansiedad. El consumo de Gingko aminora estos síntomas y además hace más eficiente la irrigación en el corazón y las extremidades.

 

Comentarios

Deje su comentario